cody garbrandt / конор макгрегор бой / татуировка конор макгрегор

 

 


 

Noticias

HUMBERTO "CHIQUITA" GONZALEZ, UN AUTENTICO TRIUNFADOR

Por Juan Carlos Gubi

Humberto "Chiquita" González estuvo presente en la premiación de la Comisión de Box del Distrito Federal a lo mejor del boxeo capitalino durante el 2001, el jueves pasado, y lucía con la imagen del triunfo reflejada en el rostro.

Ya con varios años en el retiro, el púgil de Neza indicó que está metido de lleno en sus negocios y, aunque a veces el gusanito lo "mueve", sabe que ya no es tiempo para arriesgarse, que tiene lo suficiente para vivir tranquilo lo que le resta de vida.

El diminuto peleador, ya un poco regordete, dijo que la ayuda de su familia fue determinante para decir adiós al boxeo en el momento adecuado y no estar ni más ni menos tiempo que el necesario.

Humberto, dueño de gasolineras, salón para eventos sociales, carnicerías, entre otros negocios, se dijo afortunado de haber hecho una carrera exitosa con la promoción del Forum de Los Angeles y, al último, con la dirección de Top Rank, que dirige Bob Arum.

Y es que como ya lo hemos comentado otras veces, Humberto fue el primer peleador mexicano de su peso en darse el lujo de cobrar un millón y medio de dólares por una pelea, además de otras sumas importantes en la serie de tres combates ante el estudunidense Michael Carbajal, otro guerrero del cuadrilátero que supo cotizarse cuando estuvo en la cumbre de su carrera.

En la reunión de la CBDF estuvieron ex campeones del mundo, como Rubén Olivares y Daniel Zaragoza, quienes en su momento también lograron triunfos importantes tanto en el ámbito deportivo como económico, sobre todo el "Púas" que fue un verdadero ídolo de los aficionados.

La "Chiquita", en su momento, tuvo la gran ventaja de haber sido manejado por el viejo manager Lupe Sánchez y luego por Ignacio Beristáin, quienes a su vez trabajaban con el agente internacional Rafael "Cobra" Mendoza, un profundo conocedor del boxeo mexicano y mundial.

No cabe duda que la "Cobra" supo hacer valer a la "Chiquita" y gritó cuando fue necesario para sacar el mejor provecho económico para el peleador.

González, sin duda, fue un peleador con mucha suerte, pero también fue un hombre que tuvo la fortuna de contar con el divino poder del "punch" que lo hizo un noqueador, aunque se debe decir que cuando salía a boxear en forma técnica lo hacía muy bien, pero a todos les gustaba más de noqueador, por lo espectacular de sus finales.

Humberto tuvo derrotas dolorosas ante el filipino Rolando Pascua, quien subía a esa pelea como vícitma segura, sin embargo, le aplicó al de Neza el primer nocaut de su carrera, ante la incredulidad de los aficionados y, después, Carbajal fue quien también lo tuvo de cara a las lámparas en forma dramática, no obstante, se pudo reponer y siguió su carrera como los grandes, hasta que llegó Saman Sorjaturong y lo obligó a retirarse.. ¡Qué tiempos aquellos!...

 

 

Regresar